Un nuevo paradigma para el desarrollo integral del campo

En el décimo Encuentro Responsable que se llevó a cabo el pasado 25 de septiembre de 2019, se desarrolló un espacio para hablar sobre los cambios positivos que se deben dar para que exista una mejor integración del desarrollo del campo en Colombia. Esta conferencia fue guiada por Rodrigo Quintero, director de la Corporación Consorcio para el Desarrollo Comunitario. En esta conferencia se planteó que la libertad, la igualdad y las fraternidades conforman el nuevo paradigma del desarrollo y la paz.

Quintero explica que, con respecto al desarrollo del campo, el gran problema de los programas sociales es que tienen un impacto limitado, pues no tocan la estructura. Se sugiere que estos programas sociales deben ser para todos y no se deben limitar a cierta parte de la sociedad puesto que su misión principal es que todas las personas tengan acceso a las condiciones básicas del desarrollo y se puedan realizar de la mejor manera.

Con respecto a lo anterior, se sugiere la creación de las condiciones básicas de desarrollo dentro del modelo de DIT (Desarrollo Integral del Campo). Este modelo no pertenece a una institución, sino que pertenece al territorio. El DIT se creó a partir de la práctica y es sustentado a partir de la teoría en el cual se definen cuáles deben ser los factores críticos del éxito y se debe realizar la distinción entre resultados e impacto. Estos se dividen en algunos factores.

En primer lugar, estas condiciones planteadas se llevan a cabo con la definición del sentido de lo público y se explica cuál es verdaderamente el propósito colectivo. Posterior a esto, se destinan las capacidades humanas que servirán para identificar quienes estarán encargados del liderazgo democrático y la educación pertinente. Esto se puede llevar a cabo siempre y cuando exista una gran inclusión social, puesto que, la idea de este modelo es depositar conocimiento en las personas locales, las cuales tienen más conocimiento sobre el territorio y pueden llegar a generar grandes cambios.

Por otro lado, la idea de desarrollar un modelo económico se transforma con “La Economía del Desarrollo” ya que 60 años atrás se inició como proyecto y hoy permite pensar en el desarrollo como un elemento fundamental del éxito. Por esta razón, se tienen en cuenta tres condiciones planteadas en el DIT, sobre el capital social, el capital constitucional y posterior a esto, la generación de ingresos. Con esto no se desea crear empresa, sino que su fin esencial es crear capacidades para mejorar el desarrollo del campo.

Por otra parte, para poder llevar las propuestas a las comunidades se deben estudiar previamente y se deben analizar sus pros y contras. Luego de que son analizadas, se debe designar a una persona la cual se encargue de evaluar las ideas para que sean justas, objetivas y logren su propósito inicial.

Los factores claves que se proponen para la estrategia del modelo son:

  • Propuesta de intervención clara: equipos formados.
  • Promover la amplia participación: legitimidad al proceso.
  • Participación del sector empresarial.
  • Procesos de largo aliento: acompañamiento permanente y diferenciado.
  • Involucramiento del gobierno local: incidencia en la gestión pública.
  • Promoción de una instancia local participativa.
  • Reglas claras

Aunque es un trabajo de mucha dedicación, se entiende como una gran oportunidad que debe llevarse a cabo para que haya un cambio notorio en el desarrollo del campo en el país. No obstante, la implementación de dicha estrategia requiere de mucha participación por parte de entes involucrados en el modelo y de los habitantes de los territorios que son los que aportan el conocimiento para la toma de decisiones. Por esta razón, deben trabajar juntos, no sólo llevar una propuesta a fuerza; si no que hay que escuchar a todos en conjunto.

Fuente: UNIANDINOS

Social Share