El pasado 25 de Septiembre de 2019 se llevó a cabo el Décimo Encuentro Responsable en donde se realizó la conferencia de Políticas Públicas dirigida por Silvio Andrés López. Esta conferencia abordó el tema de la elaboración de un proyecto en el marco de la gestión pública que se desea implementar con el fin de mejorar este proceso en todo el país.

Para comprender la manera en la que se tiene planteado el proyecto, se debe tener en cuenta el contexto sobre la gestión pública y conocer los pasos necesarios para desarrollar dicha gestión. Esto se divide en cinco factores esenciales:

  1. Planeación: Analizar problemas y potencialidades e identificar mecanismos de optimización de recursos para máximo beneficio.
  2. Ejecución: Gestionar proyectos y ejecutarlos de manera directa o a través de contratación.
  3. Seguimiento: Se provee información sobre el progreso de política, programa o entidad para comparar avances frente a metas.
  4. Evaluación y control: Se brinda la valoración de causalidad entre intervención del Estado y sus efectos.
  5. La rendición de cuentas: Consiste en la explicación de los valores implementados en la práctica social, en la política entre gobiernos y la ciudadanía con respecto a los valores de transparencia, confianza y control social a la administración pública.

Según López, el valor público se debe entender como la realización de actividades capaces de aportar respuestas verdaderas a ciertas necesidades o demandas. Este tipo de demandas deben ser políticamente deseables como consecuencias de un proceso de legitimación democrática. También, la propiedad debe ser colectiva para caracterizar su naturaleza pública y es por esto por lo que el valor público se enfoca en los cambios sociales observables y susceptibles de medición que el Estado realiza como una respuesta a las necesidades o demandas sociales establecidas mediante un proceso democrático.

El objetivo de llevar a cabo el valor público de éxito se centra en desarrollar su plan de acción de la manera correcta. Este plan se lleva a cabo por medio de varios elementos:

  • Insumos: Recursos naturales, infraestructura, recursos financieros, recursos humanos
  • Procesos: Proceso de transformación de insumos en productos
  • Productos: Bienes y/o servicios que requieren la población y la entidad territorial para satisfacer una demanda o dar respuesta a las causas concretas de un problema
  • Resultados: Cambios positivos generados por los productos que contribuyen al mayor bienestar y mejor calidad de vida.
  • Impactos: Mayor valor público en términos de bienestar y prosperidad general y calidad de vida en la entidad territorial.

Este plan desea lograr la mayor producción y provisión de bienes y servicios para alcanzar más bienestar, prosperidad y calidad de vida para las personas. Los proyectos de desarrollo hacen parte esencial de este plan, puesto que son la unidad concreta de intervención mediante la cual se materializa una política o una estrategia de desarrollo de una región o país.

Este tipo de proyectos hacen parte de la “Teoría del Cambio”, la cual es esencial para que se pueda llevar a cabo los procesos de cambio. Esta teoría consiste en un ejercicio de visualización creativa y consciente, la cual permite concentrar los esfuerzos en determinadas realidades para que las personas, entidades y todos los involucrados en el cambio, reciban y acepten las novedades de la mejor manera.

López hace un gran énfasis en la importancia del desarrollo de la Teoría del Cambio. Resalta que la elaboración de dicha teoría no inicia a partir de la identificación de un problema resuelto. sino que inicia desde la comprensión de varios aspectos positivos como la creatividad, la cual se utiliza en la visualización de futuro como horizonte y motivación de toda acción presente.

Fuente: UNIANDINOS

Social Share